Fausto Ponce

Mi bosque
El arte de la brevedad


Hallerbos.- En un era en donde el déficit de atención está a la orden del día, la brevedad es la regla; en una era en donde los contenidos de internet nos bombardean constantemente en busca de unos minutos de nuestro tiempo, Ma forêt de Sébastien Pins es una verdadera delicia tanto en lo visual como en lo narrativo.

En aproximadamente siete minutos, Pins es capaz de contarnos una historia sencilla, de una profundidad asombrosa que no sólo entretiene, sino que también nos arroja a una asombrosa espiral reflexiva.

Ma forêt nos presenta a un niño que, como buen Narciso, se siente amo y señor de un bosque y sus maravillas naturales. El «cuento de hadas» se cae cuando el pequeño descubre que otro ser humano —un adulto— es capaz de acabar con el bosque que tanto ama. Nuestro protagonista es testigo del cambio y la destrucción de su entorno gracias a una motosierra.

Así pues, el corto de Pins contrasta, al menos, dos ángulos. Por un lado, habla sobre principios fundamentales de la naturaleza, como la vida, la muerte y la transformación de las cosas... es decir, el cambio; la naturaleza es un ente en cambio constante. Lo anterior se contrapuntea con la inocencia y gozo del espíritu infantil, y ese sentimiento de apropiación que nos caracteriza a esa edad. Claro que lo que viene a ser una concepción infantil se prolonga hacia la adultez, pero el gozo y el placer ya no son parte del mapa, puesto que han sido sustituidos por el principio de destrucción.

Los procesos naturales de cambio se ven afectados por el hombre y su fantasía narcisista: al ser poseedor de la naturaleza, se crea la sensación de que el ser humano puede hacer lo que sea, lo que termina por alterar el equilibrio. Para cerrar con broche de oro, Ma forêt posee una fotografía espectacular, capaz de sumergirnos en la fantasía del autor y entrar en un extraño trance al ritmo de la música de Quentin Dujardin.


@faustoponce es comunicólogo y periodista, le encanta el chisme, echar el danzón y hace muchos años, cuando todavía podía jugarlo, el pambol.

Fotogramas, Fausto Ponce, DocsMX, 2020
  • Sinopsis
  • «Con la mirada de un niño, viajando a través de un bosque para descubrir su magia, sus misterios y sus encuentros…».

Tráiler