DocsMX | Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México
11 al 20 de octubre | 2018

Recuperando el Paraíso. Por Anaid Ramírez

Recuperando el Paraíso. Por Anaid Ramírez
octubre 15, 2017 comunicacion

El campesino que recoge el maíz en sus tierras, la porra durante una cascarita en el llano, el tendero de la esquina. Casi todos en la comunidad indígena de Santa María de Ostula portan un arma de fuego con la misma naturalidad con la que alguien, en otro punto del país, lleva consigo una cartera o un celular. Pero antes de que los juzgues, debes saber que ahí los rifles se cargan por necesidad y no por gusto.

En 2009, los pobladores de esa región decidieron luchar por las tierras que les habían  arrebatado y fundaron el pueblo de Xayakalan. Luego fueron desplazados por el crimen organizado: «tenían la orden de desaparecer, matar y enterrar», explica uno de los vecinos. Hasta que, ante la ineficiencia de las autoridades, en 2014 empezaron a recuperar paulatinamente sus tierras gracias a la organización del poblado. Historia que conocerás a través de la ópera prima de los cineastas mexicanos José Arteaga y Rafael Camacho.

Sin embargo, los directores no tienen la intención de inmiscuirte en los encontronazos entre autodefensas y narcos, como ocurrió con el documental nominado al Óscar, Tierra de cárteles, de Matthew Heineman. Su finalidad tampoco es mostrarte cómo el estilo de vida del narco se ha convertido en una aspiración para algunos, como Narco cultura, de Shaul Schwarz.

Si bien hay secuencias que sugieren intercambios de disparos y se habla de las vidas perdidas, la cámara de los documentalistas tiene el objetivo de retratar lo cotidiano: desde el fuego en el que Hilaria prepara sus tortillas, acompañada de una carabina, «es para matar iguanas, no personas», aclara, hasta las reuniones vecinales para tomar acuerdos, sin omitir las acciones militares que provocan que te cuestiones sobre las decisiones gubernamentales.

La esencia de la cotidianidad se logra por la comunión de los testimonios de algunos habitantes y las imágenes de archivo personales; es decir, todo se te presenta y construye a través de la voz de los propios comuneros y las piezas terminan de encajar gracias a los fragmentos de videos caseros.

Si algo han demostrado la historia, lo cual quedó plasmado tanto en los medios de comunicación como en los documentales ¿Cómo sobrevivir a una plaga? y el filme de Heineman antes mencionado, es que no hay movimiento civil que con el paso del tiempo se mantenga libre de diferencias intragrupales. Quizá faltó mostrar un poco más de eso —si es que este levantamiento las tiene— para ofrecer un panorama más completo.

Recuperando el paraíso se disfruta de principio a fin. Conoces la historia, su origen y, aunque aún le falta a la comunidad mucho camino por recorrer, te deja con un sentimiento esperanzador de que la organización civil puede ser ese factor diferencial. Después de todo, eso también es algo que se ha comprobado históricamente e incluso basta con mirar al pasado apenas unos días atrás.

 

Anaid Ramírez
Empire
México