Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México

Próxima estación: Utopía

Próxima estación: Utopía
septiembre 27, 2016 Administrador Master

Epomenos stathmos: Outopia

Grecia | 2015 | 91’ | HD | griego

Sección

Otro mundo es posible

Sinopsis

Cuando la fábrica en la que trabajan se declara en bancarrota, un grupo de trabajadores decide hacerse cargo de ella. Su aventura inspira a activistas de todo el mundo, mientras que el antiguo dueño ve cómo el negocio familiar se ha convertido en un símbolo de la izquierda radical. La autogestión se convierte en una aventura llena de conflictos.

Ficha técnica

Dirección
Apostolos Karakasis

Producción
Marco Gastine, Eleni Chandrinou

Fotografía
Apostolos Karakasis, Thanasis Kafetzis

Edición
Apostolos Karakasis, Chronis Theocharis

Estreno en México

Web
www.nextstoputopia.com

Contacto
[email protected]

Horarios

Viernes 14 | Domo Parque México | 16:00

Sábado 15 | Jaima Parque Pushkin | 16:30

Lunes 17 | Jaima Ciudad Universitaria | 15:30

Apostolos Karakasis (Greece, 1970) ha estado activo en la escena griega de documental como director y editor por los último 20 años. Sus películas independientes Eton 98 (1998) y Ethnikos kipos (2009) fueron galardonadas con el Premio de la Audiencia del Festival internacional de Cine Documental de Salónica. Es profesor en la Escuela de Estudios en Cine de la Universidad Aristóteles de Salónica.

Epomenos stathmos: Outopia (2015)

Ethnikos kipos (2009)

The Fascinating Puzzle (2004)

Employed by Life (2002)

Eton 98 (1998)

2016

DocsMx. México

IDFA. Países Bajos

Festival de Cine de Trieste. Italia

Festival Internacional de Cine Documental Millenium. Bélgica

Festival Internacional de Cine de Salónica. Grecia

DocsBarcelona. España

Una isla imaginaria

Una voz dice que la vida no tiene sentido,
pero su timbre profundo es el eco de ese sentido.
—Claudio Magris

En una carta del 5 de mayo de 1852 dirigida a Joseph Weydemeyer —citada por Norberto Bobbio en su Diccionario de política—, Carl Marx acepta no haber sido el primero en hablar de las clases sociales, reconociéndose en cambio el único mérito de haber demostrado: “Primero, que la existencia de las clases sólo va unida a determinadas fases del desarrollo histórico de la producción; segundo, que la lucha de las clases conduce necesariamente a la dictadura del proletariado; tercero, que esta misma dictadura no constituye de por sí más que el tránsito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases”. El primer punto sigue siendo una realidad histórica verificable. El segundo, al menos para Engels, fue encarnado por la Comuna de París, y para muchos otros —sus líderes sobre todo— cobró vida en los regímenes de inspiración comunista registrados a lo largo del siglo XX. Éstos que a la postre confirmaron sólo su carácter dictatorial, no así su componente proletario y mucho menos su papel transicional a la sociedad sin clases que, aunque escarnecida por propios y extraños, sigue ocupando un lugar importante en esa isla imaginaria llamada Utopía.

Aunque a nivel micro —y con los matices que se quiera—, un ejemplo contemporáneo de esa lucha de clases es la ocupación por parte de sus trabajadores de la fábrica de pegamentos para baldosas Viome, radicada en Tesalónica, Grecia, tras salarios caídos por varios meses y la posterior quiebra de la empresa, siendo una más del veinticinco por ciento de las compañías que han tenido que cerrar en dicha ciudad como consecuencia de la crisis económica que lleva ya varios años azotando a aquel país y a sus ciudadanos. El origen y desarrollo de lo sucedido con Viome se narra en el documental Próxima estación: Utopía,  dirigido por Apostolos Karakasis, el cual forma parte de la selección de DocsMx para este 2016…

La película tiene como centro la iniciativa de un grupo de personas que, sin sustento y sin ninguna expectativa de empleo, decide organizarse y tomar formalmente las instalaciones de la fábrica, para producir y comercializar artículos de limpieza, guiados simplemente por las instrucciones que encuentran en distintos sitios de internet. Juntos empezarán a afrontar los retos de la autogestión y el autogobierno colectivos, en medio de un clima ideológico de individualismo, culto al dinero y descrédito del sindicalismo, que desde un inicio siembra desconfianza, envidia, incredulidad y apatía en algunos de los trabajadores. Para otros, en cambio, este giro implicará una verdadera transformación interna, tras pasar de recibir órdenes y estar en la línea de producción a jugar un papel completamente creativo, que va desde la concepción de los productos hasta su distribución, pasando por la administración de los escasos recursos con que cuentan, la búsqueda de reconocimiento jurídico por parte del Estado, los múltiples intentos por preservar los suministros de luz y agua, o la resolución de los conflictos internos en las asambleas, espacios sagrados de deliberación donde se gana y se pierde. “Participar en esto es como estar enamorado. Estás lleno de energía. Es como volar”, dice Makis Anagnostou, uno de los líderes electos del colectivo… seguir leyendo.

Felipe Rosete
Es uno de los editores de Sexto Piso. Es doctor en Ciencia Política por la UNAM, en donde impartió clases por más trece años. Es colaborador mensual de las revistas Nexos (online) Reporte SP.