DocsMX | Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México
11 al 20 de octubre | 2018

Los árboles no dejan ver el bosque. Por Florencia Aliberti

Los árboles no dejan ver el bosque. Por Florencia Aliberti
octubre 15, 2017 comunicacion

(…) cuando se acuerdan intensamente
de sus raíces
de su savia
de sus hojas
de sus ramas
de todo lo que en ellos habitaba
(…) un escalofrío recorre la casa que vuelve a ser bosque
Un árbol solo, Hamid Tibouchi.

 

¿Cómo puede el cine convocar el pasado de un territorio a través de imágenes? Los árboles no dejan ver el bosque se adentra en el paisaje boscoso del municipio de Cherán, asediado por los abusos de la Familia Michoacana que intimidaba a la población y destruía sus bosques. Dando voz al espacio y al paisaje, el film narra la respuesta de los habitantes que se organizaron para reapropiarse de su territorio. Son, en este relato, el paisaje y la palabra los elementos que restituyen una historia de violencia y resistencia comunitaria, de destrucción y renacimiento de un lugar que alberga en sus entrañas el pasado de un pueblo golpeado por los abusos de los cárteles del narcotráfico.

Con estos componentes mínimos y una apuesta visual cuidada y minimalista, donde el formato cuadrado con bordes redondeados recuerda las antiguas diapositivas, el film explora las posibilidades de hacer emerger la memoria del espacio dando voz al paisaje. Los personajes que protagonizaron los hechos se insertan en ese entorno natural como parte integrante del mismo. No hay jerarquías entre el testimonio del paisaje y sus árboles, portadores también de palabra, y el relato de sus habitantes, a quienes la cámara se acerca con la misma serenidad y cautela.

Se dice que los árboles no dejan ver el bosque cuando una excesiva aproximación al detalle impide la visión de conjunto. El cortometraje de Gastón Andrade Juárez viene a revertir el refrán: su mirada se confronta tanto con la inmensidad del paisaje como con la pequeñez del detalle. Las grandes vistas panorámicas se alternan con primerísimos planos de los árboles, de sus troncos cortados, de sus cortezas ardiendo, de sus primeras ramas en la posterior regeneración del bosque gracias al trabajo de la comunidad que lo puebla. Es en esta aproximación casi táctil al detalle que sale a la superficie la historia contenida en ese lugar, a cuya visión de conjunto estábamos cegados.

 

Florencia Aliberti
Realizadora audiovisual
Argentina