DocsMX | Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México
11 al 20 de octubre | 2018

Los antifascistas. Por José Woldenberg

Los antifascistas. Por José Woldenberg
octubre 15, 2017 comunicacion

En distintos países de Europa han aparecido —y en algunos crecido— diversos movimientos fascistas. Tienen en común un fuerte componente identitario, un rechazo visceral a los migrantes y un desprecio y acoso a las reivindicaciones feministas y gay. Como si en el pasado, de ese continente, no existieran antecedentes terroríficos que ilustran a dónde puede conducir la deriva de esas pulsiones. De nuevo en las calles, los barrios, los bares y, en ocasiones, en los parlamentos, las redes sociales y la televisión, vuelven a escucharse consignas racistas que ya se han traducido en agresiones e, incluso, asesinatos contra aquellos a los que se considera extraños.

Patrick Öberg ha realizado un documental no sólo sobre esos brotes preocupantes, sino sobre la reacción que han desatado: Los antifascistas es la crónica de quienes han decidido enfrentar a las bandas nazis, en ocasiones también de forma violenta, sobre todo en Grecia y Suecia. Testimonios, escenas de marchas y contramarchas, de enfrentamientos y entrenamientos, dan cuenta de una tensa situación que no ha dejado de acarrear víctimas, pero sobre todo que ilustra que la memoria es débil, que las cacerías y matanzas del pasado no son suficientes como vacunas contra los males que arrastra la xenofobia .

Si bien es cierto que las causas de las expresiones fascistas son motivo de debate y que mientras en Noruega se vivía un auge económico Grecia era sacudida por la crisis, hay un común denominador: la idea convertida en perorata de que los extranjeros son los culpables de… —y aquí usted puede agregar lo que quiera—. En Grecia, en particular, la rabia por la pérdida de empleos, las reducciones en los salarios, el deterioro del sistema público de atención a la salud primero se enfiló, al parecer, contra la Unión Europea y los bancos; sin embargo, muy rápidamente los demagogos racistas canalizaron esa furia contra los migrantes, contra aquellos a los que se considera fuera del cerco de «nosotros» y a los que resulta sencillo acusar de ser la fuente de todas las desgracias.

No tengo duda alguna de que a las expresiones racistas es menester frenarlas. Hay que aislarlas, combatirlas, descalificarlas. A sus propagadores es necesario juzgarlos y no debe existir espacio para contemporizar con ellos. Quien aliente el acoso o la persecución contra las minorías está cometiendo un delito. Me preocupa, no obstante, la peligrosa idea que palpita en el documental, de que a la violencia fascista se le puede oponer la violencia antifascista. Y me preocupa porque en un escenario como ese, lo que previsiblemente acabará sucediendo es la multiplicación de la espiral de violencia. A los fascistas hay que combatirlos con los instrumentos de la ley, no haciendo «justicia» por mano propia.

José Woldenberg
Politólogo
México

Proyecciones
Domingo 15 | 16:00 | Cine Lido
Lunes 16 | 20:00 | Foro Cineteca Nacional
Martes 17 | 16:00 | Cine en las Islas