DocsMX | Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México
11 al 20 de octubre | 2018

Filoxenia. Por Felipe Rosete

Filoxenia. Por Felipe Rosete
octubre 17, 2017 editorial

El término «filoxenia», según leo en el diccionario, tiene dos acepciones. Por un lado significa el amor a lo extranjero, lo que lo acerca al término «xenofilia», opuesto al muchísimo más usado de «xenofobia», que todos conocemos bien. Por otro lado, significa«amabilidad y benevolencia con los visitantes», esto es, hospitalidad, un principio fundamental consignado en las historias legadas por los antiguos griegos. Constituye además la primera parte del título de la película del valenciano Vicente Monsonís, Filoxenia. El rapto de Europa, estrenada este año y que forma parte de la selección de DocsMX, que se llevará a cabo del 12 al 21 de octubre en diversos foros de la Ciudad de México.

La película aborda el drama de los inmigrantes que buscan un territorio seguro para vivir, dado que sus ciudades están en ruinas, asoladas por conflictos políticos, económicos y religiosos —las potencias que mueven la historia, según Burckhartd— que, por supuesto, ellos no generaron. Huyen de Siria, de Afganistán, de Irak, de Libia, de Nigeria y de muchos otros sitios con la idea de asentarse en alguna ciudad europea, entre más al norte, mejor, pues en teoría ahí hay mejores posibilidades de vida. Para hacerlo, deben cruzar el Mediterráneo en lanchas inflables o en viejas pateras que, de tan repletas y rotas, están condenadas a naufragar. Los cuerpos de miles de ellos, niños incluidos, han quedado sepultados en el mar. Los que han sobrevivido —gracias a los rescates de organizaciones como Médicos sin Frontera, Lighthouse Relief o Proactiva Open Arms, algunos de cuyos miembros dan su testimonio en el documental—, deben enfrentarse a un nuevo calvario, hacinados en refugios que en realidad funcionan como prisiones, como si intentar sobrevivir fuese un crimen.

En tanto que huyen de situaciones de guerra, según la legislación internacional tendrían derecho al asilo.«Refugiado es toda aquella persona que se ve obligada a salir de las fronteras de su país porque su propio Estado no le protege frente a la persecución que sufre y que pone en peligro su vida, su integridad física, su entorno; o bien es el propio Estado el que le persigue», afirma categóricamente Javier de Lucas, catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad de Valencia. Sin embargo, el discurso xenófobo y proteccionista, contracara de las políticas de austeridad impuestas desde hace décadas por los dirigentes de la Unión Europea, y la sensación de escasez permanente y de competencia que esto implica, los han transformado en inmigrantes ilegales, asegurándose con ello de que no lleguen a su destino…

Consulta el texto completo en cine.nexos.com.mx