Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México

El navegante de fin de semana. Anaid Ramírez

El navegante de fin de semana. Anaid Ramírez
Octubre 11, 2016 Eduardo Yañez

Entre los dones del cine documental está el de revelar la identidad de héroes desconocidos, de escarbar en el pasado y encontrar un pequeño hilo que desgarre grandes historias —como Malik Bendjelloul lo hizo con Buscando a Sugar Man.

Bernardo Arsuaga condujo sobre esa corriente su primer documental, El viajero de fin de semana. El realizador y abogado navega hacia la década de los 70 para presentarnos a Ramón Carlín, el empresario mexicano que se convirtió en el capitán del primer velero en ganar la entonces Whitbread Round the World Race, la vuelta al mundo a vela.

Por medio de la cámara de Arsuaga, la travesía del Sayula II, la embarcación del equipo mexicano, luce entre la aventura de las tantas versiones de La vuelta al mundo en 80 días y la alegría de Jamaica bajo cero (Jon Turteltaub, 1993). Y es que el crew nacional navegaba en contra, no sólo de las corrientes marinas, también de los prejuicios y burlas que padecieron en el medio por ser un escuadrón hecho, en su mayoría, en México.

Es con ese preámbulo que las imágenes de archivo nos trasladan a diferentes puntos de la ruta de la competencia, la cual arrancó en aguas inglesas. Los momentos de mayor peligro y también los más divertidos cobran vida en la pantalla gracias a la construcción de un relato coral que se logra con entrevista a los miembros del equipo. Sus voces, que se complementan con la narración de Simon Le Bon, frontman de la banda Duran Duran, permiten hacer un trazo de esos 152 días de navegación. Su emoción hace de cada chubasco superado una victoria forjada por las buenas decisiones, y sí, también por un poco de suerte.

Poco más de una hora dura este documental que ha sido exhibido y galardonado en diferentes festivales del mundo, tiempo que quizá no le alcanza para sorprendernos de golpe con un «giro de tuerca» que nos hunda y robe el aire —no ayuda mucho el plano soundtrack—, pero sí nos ancla con la cautela necesaria como para arrastrarnos por la marea ldel Sayula II, un Swan 65, y dejarnos un grato sabor de boca.

@ilana_ramirez
Chiva de nacimiento, comunicóloga de corazón y poeta de closet. Odio los silencios largos. Edito cine, tv y kids en .

Ver horarios