DocsMX | Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México

Desafiando las salas de exhibición tradicionales

Desafiando las salas de exhibición tradicionales
septiembre 29, 2016 Eduardo Yañez

A un año de la reunión de los pueblos del mundo en Tiquipaya, Bolivia, en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre Cambio Climático y Defensa de la Vida, el pronunciamiento del feminismo comunitario derivado de este encuentro mantiene cada vez mayor legitimidad frente a los grupos que proponemos construir otros mundos.

Dicho pronunciamiento de las mujeres entiende a la Pachamama —no Madre Tierra, reproductora y productora de patriarcado— «como un todo que ve más allá de la naturaleza visible, que va más allá de los planetas, que contiene la vida, las relaciones establecidas en- tre los seres con vida, sus energías, sus necesidades y sus deseos».

Como manifiesto, la anterior declaración supone varios ajustes sobre las cualidades del sintagma «cambio». El cambio es un valor que activa la oportunidad de (re)nombrarnos y (re)conocernos. Este es el engranaje que DocsMX intenta habilitar a través de la red de exhibición colaborativa Doctubre Mx/Ib para ver lo que miran los ojos de cada comunidad en cada sede y colaborar con los pueblos de México e Iberoamérica que han decidido sumar cada espacio de exhibición, por encima de la competencia como valor fallido sobre el que se miden fuerzas institucionales.

El cambio que este año atraviesa a la red Doctubre Mx/Ib permite, desde la semilla de la intención, mover lentamente la narrativa de lo que antes era independiente y aislado para transitar hacia la colaboración y lo que es de todos.

Para una comunidad, las maneras de contarse entre los seres vivos que la integran son infinitas. Cuando se nombra a una comunidad se hacen visibles todas las comunidades. Desde esta otra forma de autodeterminación, cada comunidad forma parte de un tejido de vida todavía mayor que no atraviesa exclusivamente a los humanos, sino al árbol, la rama, las hormigas, los ríos.

Una comunidad tiende un puente amo- roso a los seres humanos con su entorno, los respeta y reconoce como individuos autónomos de manera horizontal y recí- proca. Es así que el entramado cobra los colores de un tenango bordado. Celebre- mos, pues, la posibilidad de tejernos en un espacio como Doctubre Mx/Ib para poner en común imágenes en movimiento.