DocsMX | Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México
11 al 20 de octubre | 2018

Paa Joe y el león: celebrando la muerte. Por Arvin Avilés

Paa Joe y el león: celebrando la muerte. Por Arvin Avilés
octubre 15, 2017 comunicacion

Una de las celebraciones más conocidas y antiguas de nuestra cultura es, sin duda, la fiesta del Día de Muertos, la cual tiene diversos orígenes en diferentes culturas y que durante el periodo colonial y debido a la introducción del catolicismo fue modificada para tener una referencia más cercana a esta doctrina, ya que al fusionar las fuertes creencias prehispánicas y la nueva religión impuesta se convirtió en un elemento conciliador.

Este tipo de prácticas tienen paralelo en prácticamente todo el mundo al asumirse que la muerte es parte fundamental de la vida y en Ghana no es la excepción. Los ghaneses tienen una importante fama de «tirar la casa por la ventana» cuando hay un funeral en la familia, incluso se dice que en los funerales se gasta mucho más que en una boda. De hecho, el presidente de la nación africana tuvo que emitir un comunicado en el cual le pedía al pueblo pensar en gastar menos en los funerales e invertir más en la educación de sus hijos o en alguna otra cuestión práctica para los vivos.

Ese es el caso de Paa Joe y el león dirigida por Benjamin Wigley, quien nos presenta un retrato de un hombre mundialmente famoso por fabricar ataúdes de fantasía. Un avión, un zapato, un pez son sólo algunos de los modelos que con mucha gracia y experiencia este artista realiza. Todo el trabajo es manual, él mismo se reúne con los familiares de los difuntos y eligen el motivo del ataúd especialmente para cada persona. Es una delicia escucharlo hablar sobre su trabajo y mientras el documental avanza nos presenta también otros personajes, como su hijo Jacob, el cual se perfila a ser el heredero del taller que tiene pedidos de diferentes partes del mundo.

El reconocimiento de su trabajo es tal que se le considera un artista e invita a residencias para desarrollar piezas como la que le da el nombre al documental: un imponente león, símbolo no sólo de la sabana africana, sino de valentía y fuerza en muchos escudos en diferentes partes y culturas. El estilo que le imprime a sus creaciones es sumamente particular, ya que son efímeras y su destino final será pudrirse bajo tierra después de los días que dure la celebración de la muerte. Sin embargo, este objeto artístico-utilitario se considera en Ghana un elemento fundamental de la personalidad del quien lo usa y, por ende, se presenta ante familiares y amigos de forma majestuosa.

Por otra parte, un momento dramático se presenta a la madre centenaria del artista con una energía fantástica y vital, pero, como un discreto mensaje de que todos vamos a encontrar a la muerte algún día, somos partícipes de su partida de este mundo y podemos presenciar, a través de la maravillosa ventana que nos presenta el cine, ese mundo de celebración ante el hecho más ligado a la vida y lo hermosas que son las muestras de respeto dedicadas a las personas que fallecen.

Estando cerca una vez más de nuestro Día de Muertos, es un excelente momento para reflexionar y disfrutar de esta película, así como valorar las costumbres que nos arraigan a nuestra cultura para que sigan trascendiendo generación tras generación, enriqueciendo la vida.

 

Arvin Avilés
Circo 2.12
México